La casa por el tejado

Foto La casa por el tejado

El tejado es uno de los elementos indispensables de nuestro hogar, y en la mayoría de las ocasiones no le solemos prestar demasiada atención hasta que presenta algún desperfecto. El principal problema que tiene un tejado es el paso del tiempo, y pasados unos años tenemos que renovarlo.

En Materiales Barceló somos distribuidores de Cerámica La Escandella, el mayor fabricante de tejas en España con la gama de tejas con más calidad del mercado. De hecho, hace poco se han situado, otro año más, a la cabeza de la exportación de teja cerámica nacional. Actualmente, la firma alicantina, da servicio a clientes en más de 85 países repartidos por los cinco continentes.

Las tejas son un material milenario, que aportan sostenibilidad, eficiencia, confort, durabilidad y seguridad a nuestra casa. El verano lo tenemos a la vuelta de la esquina, y es una época idónea para reformar ciertas zonas, entre ellas, el tejado, para protegerlo de cualquier posible entrada de agua de cara el próximo otoño.

Debido a la variedad de tejas que hay en la actualidad, a continuación, os vamos a detallar las principales tejas que existen en el mercado, y algunas de sus particularidades.

En primer lugar, por el material destacan dos tipos: las tejas cerámicas y las de
hormigón.

Cerámicas: Son las más habituales. Si la cerámica es de buena calidad, este tipo de teja no necesita muchos aditivos para tener un excelente comportamiento tanto a bajas como a altas temperaturas. Su mayor defecto es su superficie plana, es muy complejo garantizar una planicidad de la cerámica si no es con procesos de rectificación que implican elevar el coste del producto.

Hormigón. La teja de hormigón requiere de aditivos ya que el hormigón puede dar problemas si no está correctamente hidrofugado. Su principal ventaja es la facilidad para dotar de planicidad a las tejas de forma económica.

Y, en segundo lugar, por su forma, podemos encontrar:

Tejas curvas. Este tipo de teja en realidad se divide en dos piezas, la canal y la cobija. Es el tipo de teja más clásico utilizado. En su inmensa mayoría es cerámico y su utilización en la actualidad está muy centrada en la rehabilitación o en la construcción de edificios afectados por un entorno protegido por patrimonio. El mayor hándicap es sin duda el alto mantenimiento que lleva este tipo de tejado. La única ventaja la estética. La teja curva requiere de una superficie de apoyo continua y rugosa para garantizar que la teja canal no resbale con el tiempo. Antiguamente, se utilizaba gran cantidad de barro, paja y cascotes para la instalación de este tipo de tejados. Hoy en día, se utilizan materiales auxiliares como la placa de cartón bituminoso.

Tejas mixtas. Hoy por hoy, es la teja más utilizada, ya que elimina el mayor problema de la teja curva que es el alto mantenimiento, siendo un tejado que no necesita prácticamente mantenimiento. La teja mixta se caracteriza porque la forma de la canal y la cobija se realiza en la misma pieza.

Tejas planas. Conceptualmente es exactamente igual a la teja mixta. La diferencia está la forma geométrica de la pieza. Al ser mucho más plana, este tipo de tejados requiere de mayor pendiente para garantizar la estanqueidad por escorrentía. La teja plana original era la teja plana alicantina, que se sigue utilizando mucho.

Ante cualquier duda al respecto, no dudes en contactar con nuestro equipo y te ayudaremos a solucionar cualquier aspecto para que puedas elegir el tejado adecuado para tu hogar. Solicita una cita previa en el 976859190, y déjate asesorar por profesionales expertos en el sector. Estaremos  encantados de atenderte.

Comparte la noticia